A tres días del fallo de La Haya

marlitigio

A escasos días de conocerse el fallo de La Haya sobre la Controversia de delimitación marítima entre Chile y el Perú, pareciera que cierto escepticismo se hubiera apoderado de la ciudadanía, o al menos de los ciudadanos que comparten sus impresiones en internet, a diferencia de hace pocas semanas cuando el ambiente estaba más animado.

La divergencia de opiniones entre Chile y Perú en cuanto a si el fallo de La Haya es de aplicación inmediata o no, puede haber contribuido a esta sensación de que incluso con un resultado favorable para el Perú, en realidad nada va a cambiar.

La posición del país del sur, enfatizada por su canciller Alfredo Moreno, es que “la aplicación de lo que determine el fallo de la Corte Internacional de La Haya sobre la demanda marítima presentada por Perú, no será inmediata, debido a la necesidad de revisar las modificaciones, antes de implementarlas.” La posición peruana era que debía haber una aplicación inmediata, pero recientemente el Presidente Ollanta Humala declaró que la “implementación del dictamen será gradual y de común acuerdo con Chile.”

Otro tema que tuvo impacto en los medios locales fue la situación de un grupo de pescadores peruanos que permanecen retenidos en territorio chileno por realizar actividades de pesca en la zona del mar que se encuentra en litigio. Estos pescadores deben pagar multas de alrededor de 70,000 soles a la Capitanía del Puerto de Arica para poder recuperar sus embarcaciones y regresar a territorio peruano. Actualmente sobreviven debido a la solidaridad de los pescadores chilenos y a las gestiones que ha realizado el Cónsul peruano en Arica.

Pero el tema de la pesca en el marco de La Haya no se ha limitado a esto. Mientras que en algunos medios se especula que la pesca crecería en 250 mil toneladas si La Haya favorece a Perú, en otros se señala que, debido a las normativas peruanas, no se aprovechará al 100% la pesca en zona de controversia si Perú gana en La Haya.

A esto se añadió el reclamo de los representantes del sector de la pesca industrial (anchoveta), quienes piden potenciar la pesca en territorio limítrofe con Chile  pues aducen que “el gobierno peruano no les da libertad para faenar en nuestro territorio, beneficio que sí tienen las embarcaciones chilenas”, lo que resulta en que “Miles de millones de dólares en anchoveta se pasan de nuestro mar al mar chileno, enriqueciendo y fortaleciendo su industria pesquera”. Sin embargo el Presidente Humala declaró que la depredación de la anchoveta es obra “de los grandes pescadores (pesca industrial) que, dejando de lado el bienestar nacional, han quebrantado las normas del sector, destruyendo gran parte de la biomasa de nuestro litoral.”

Y es precisamente sobre este tema de la pesca en el que se basa la chilena viviendo en el Perú Soledad Arriagada Barrera para escribir en el blog Feministas, que el fallo de La Haya “no cambiará nada para la mayoría de los chilenos, excepto para algunas “familias”. Luego de explicar cómo es que el mar de Chile le pertenece a siete familias, y cómo una de ellas, los Angelini, sería la más perjudicada con un fallo desfavorable a Chile, concluye:

sé que el 27 muchos y muchas celebrarán si algo se gana frente a Chile, porque se tratará de algo simbólico, que repara, que mejora… y se lo explicaré lo mejor que pueda a mi hija [peruana - chilena, NdE], para que ella también sienta esa reparación como propia… pero ojalá en esa pequeña reivindicación no se pierdan objetivos ocultos por los poderes reales que también marcan la agenda de este Perú: ojalá que acá no se hipoteque también el mar y que este proceso no sea también parte de la traición que los mismos de siempre vienen cocinando hace siglos en contra de nuestros intereses.

Por otra parte el blogger Luis Fernando Poblete de La Sotana del Inquisidor, hace un resumen de los aciertos y desaciertos de la diplomacia peruana en este diferendo, y entre los desaciertos menciona:

hay un argumento de forma muy auspicioso para la posición chilena: el Perú acude ante la Corte echando mano de principios recogidos en la Convención del Mar de 1982, pese a no haberla suscrito, a diferencia de Chile que sí lo hizo. Y así como los argumentos de fondo (que nos favorecen) son importantes en todo proceso judicial, lo son también los de forma, y esto nos lleva a preguntarnos por qué nuestro país no es parte de la CONVEMAR. La respuesta que dan los entendidos se resume en una sola palabra: patrioterismo. Empeñados como estamos en nuestra declaración unilateral de doscientas millas de mar territorial, nos hemos quedado en la popa de un barco que navega hacia otro rumbo. Doscientas millas sobre las que –vale decirlo- nunca hemos ejercido actos de plena soberanía  ni de vigilancia absoluta.

El periodista Enrique Larrea recoge las seis posibles sentencias del fallo según el presidente del Instituto Peruano de Derecho del Mar, Miguel Ángel Rodríguez:

1) El Fallo favorece totalmente a Perú.
2) El fallo le reconoce 12 millas paralelas a Chile.
3) El fallo le concede a Perú 12 millas de equidistancia.
4) El fallo favorece totalmente la posición chilena.
5) El fallo combinado.
6) El Fallo combinado con línea media equidistante

Y desde la limítrofe Tacna, el joven “Bictor Noel” nos cuenta cómo se están llevando las cosas en la ciudad heróica respecto a lo de La Haya, y las diferentes posiciones que se dan al interior de su propia familia. Y concluye compartiendo el cuerdo razonamiento de su mamá:

En fin, acá en Tacna, el número de personas que creen (y estimulan) seriamente el conflicto peruano-chileno es reducido. Definitivamente, los tacneños queremos que se haga justicia y se nos otorgue la franja que se nos debe aun a riesgo de ganarnos alguna ira del sur. Estamos, no obstante, confiados en que el grado de civilización a que hemos llegado impide las ideaciones más pesimistas de ambos bandos, más bien, lo contrario, la espera de una mayor amistad y cooperación entre estos países

Pero no puede dejar de imaginar lo que haría si siguiera el razonamiento de su papá:

El día 27, si pudiera –ganas no me faltan- iría con mis amigos a la playa, alquilaría un bote pesquero y, apenas anunciado el Fallo favorable, izaría la hermosa rojiblanca y enrumbaría a nuestro ‘nuevo’ territorio acabado de rescatar, pescando sin parar, y me dirigiría hasta el extremo del ‘nuevo’ límite para allí, orgulloso, apuntar a mar chileno y desaguar el espíritu sobre él. Es mi padre quien sonreiría socarronamente a esta iniciativa, y a mí solo me quedaría decirle: “¡Gracias, viejo, por tener la misma sangre que tú!”

Mas allá de bromas, es cierto que son las ciudades fronterizas de Tacna y Arica las que están viviendo con mayor expectativa este compás de espera por el fallo de La Haya. Mientras del lado peruano se ha anunciado que la policía reforzará la seguridad en Tacna estos días, del lado chileno el Presidente Piñera ha programado un viaje a Arica en la víspera del anuncio. Se espera pues, a pesar de rumores de movidas militares, que el fallo se reciba con calma y serenidad por ambas partes.

Más información:

Perú en La Haya, Delimitación marítima
Tríptico Informativo Perú en La Haya
Perú – Chile Límites marítimos: Demanda ante la Corte de La Haya
Este es el camino que Perú recorrió en La Haya en imágenes

Imagen de este post obtenida de la web de Gestión.pe.

Publicado el 24-01-2014 - Etiquetas: , , , , []


Compartir

Enlaces a este artículo

  1. Skepticism and Expectation Ahead of Ruling on Maritime Boundary Between Chile and Peru · Global Voices
    27-01-2014 - 7:18
  2. Explicando #TacnaSeSienteIgnorada | Globalizado
    03-04-2014 - 19:57

Comentarios a este artículo

Comenta!