Las Crónicas de Shannara, primera temporada

shannara 2
No esperaba mucho de una sere producida por MTV, pero tampoco es que el material en el cual se basa me entusiasmara. La serie de libros de Terry Brooks conocida como Shannara está originalmente inspirada, quizás demasiado, en El señor de los Anillos, lo cual, paradójicamente, es a la vez uno de sus puntos fuertes y débiles. En lo personal, esa similitud ha sido el motivo por el cual nunca he leído ninguno de los libros de la saga.

Quizás para no hacer tan patentes los parecidos con la trilogía de Tolkien, los productores de la serie decidieron no empezar con La Espada de Shannara, el primer libro de la serie, si no partir desde Las piedras élficas de Shannara, el segundo libro de la trilogía original. Oficialmente la razón fue que se quería personajes femeninos fuertes, cosa que hay en el segundo libro pero que falta en el primero.

La historia se sitúa en una tierra post holocausto nuclear, más exáctamente en la zona de San Francisco y alrededores, en la costa oeste de los EEUU. Así pues los gnomos, trolls y otras especies que aparecen, salvo los elfos, vendrían a ser descendientes de los humanos. Esta continuidad con nuestra propia historia se va haciendo visible poco a poco (diría que casi hasta el abuso) mediante la aparición de objetos contemporáneos nuestros y ruinas de edificios y construcciones emblemáticas, como el puente Golden Gate.

Si bien la serie está pensada para un público joven, lo que se nota en los personajes principales y la estética del show, es apta para todo público. Maneja un buen ritmo y no se hace aburrida en ningún momento, claro, salvo que usted no soporte esto de la fantasía o la vea con demasiado ojo crítico. Ahí cae eso que decía anteriormente de que su parecido con El Señor de los Anillos tiene sus cosas buenas y malas. Es bueno porque si le gustó ESDLA esto viene a ser como una fan fiction y el saber que encontrará elfos, trolls, magia y demás hace que la serie tenga ya un público definido con bastante probabilidad de que la consuma. Es malo porque no hay demasiada originalidad, se repiten personajes, situaciones, escenarios, etc.

Por mi parte la vi como entretenimiento, de hecho me resultó tan fácil de ver que la terminé en sólo dos días. Además cada capítulo dura unos 40 minutos, así que no se hace larga. Los efectos especiales no están nada mal, el guión puede resultar demasiado adolescente a veces, pero no es un problema muy grande si tenemos en cuenta q los personajes son adolescentes. Para mi sorpresa, los actores principales no la hacen tan mal, ok, quizás la que hace de Amberle, Poppy Drayton, tiene demasiados tics, pero de alguna manera se hacen aguantables.

Lo que si me pareció es que la historia, no se si la adaptada o la original, tiene algunos problemas. Por ejemplo, el viaje para llevar la semilla al final termina siendo un pretexto para la acción y para tener un “viaje iniciático” en la obra. En cuanto al trayecto de retorno, ¿tomaron un atajo o qué? pues resultó mucho más corto que la ida. Y por ahí otras inconsistencias que ahora ya no recuerdo.

En lo personal debo confesar que los elfos me caen mal, si con los de Tolkien me pasaba eso, con estos que son un poco más pedantes peor aún. Lo bueno es que el personaje principal es medio elfo, medio humano, y medio tonto al principio. Conforme avanza la temporada además el protagonismo de los elfos disminuye un poco.

Y bueno, repito lo dicho, si quieren pasar un rato entretenido sin demasiadas complicaciones, les recomiendo verla (está en Netflix, y también la pasan por cable). Quizás hasta se animan a esperar la segunda temporada que ya está en proceso. Los dejo con la secuencia de créditos inicial, que me pareció bastante informativa.

Publicado el 05-05-2017 - Etiquetas: , , , , , , , , []


Compartir

Comenta!