Sobre pintas y muertos en las protestas

Pintas en Plaza San Martín

Durante una reciente marcha de protesta en Lima contra el proyecto minero Conga, el monumento al libertador Don José de San Martín, en la plaza que lleva el mismo nombre, ubicada en el centro histórico de la ciudad, fue pintarrajeado con lemas contra el gobierno y el mencionado proyecto minero.

La marcha había sido convocada por la CGTP para exigir el diálogo y la resolución de los conflictos sociales por parte del ejecutivo, así como para pedir sanciones a los responsables en el gobierno por los muertos habidos en dichas protestas. Se realizó simultáneamente en Lima y en las ciudades de ArequipaPiura, Cusco y Puno, entre otras localidades.

Pronto el asunto de las pintas fue calificado como “vandalismo” por atentar contra el patrimonio culutral de la nación y se pidó una sanción para los responsables. Además se informó que se habría hallado “una botella, la cual podría ser utilizada como bomba molotov” en medio de los enfrentamientos de los manifestantes con la policía. Como los acontecimientos habían sido transmitidos en vivo por un canal de cable local, luego un diario difundió los rostros de los jóvenes que realizaron las pintas, y el día concluyó con 5 manifestantes detenidos.

Este video subido por el usuario de YouTube periodismope corresponde a la transmisión hecha por el canal de cable limeño CaNal N de los momentos en que se realizaban las pintas.

En este otro video sin embargo el usuario Danyv21 dice que las pintas ya estaban hechas antes de la manifestación. Además se puede observar algunos momentos con los manifestantes corriendo.

En Twitter el usuario Javier Fernández (@javi270270) expresó:

Ahora la gran marcha de la Plaza San Martin será reducida por medios a pintas del Monumento a San Martin……

Mientras que para Miguel Prialé Ugás (@miguelpriale) lo que sucedía era un sinsentido:

Q necesidad de hacer esto? Manifestantes hicieron pintas al monumento de San Martín en el centro de Lima

Por su parte Carlos Aguilar (@carlitosilich1) hacía un contraste entre las reacciones a dos hechos relacionados:

Piden sanciones para los que hacen pintas en Plaza San Martin, y para los que matan campesinos en Cajamarca y Espinar piden condecoraciones.

Al día siguiente algunos regidores de la Municipalidad de Lima junto a dirigentes de la CGTP participaron en la limpieza al monumento. Por otra parte los jóvenes detenidos fueron liberados tras ser interrogados por la Policía Nacional, mientras se señalaba que los verdaderos autores de las pintas no habían sido detenidos.

También trascendió que los enfrentamientos en la Plaza San Martín se habrían producido cuando un grupo de manifestantes rechazó la presencia de miembros del Movadef (simpatizantes del líder terrorista Abimael Guzmán) en la manifestación. La activista de los DDHH Rocío Silva Santisteban (@pavese) incluso tuiteó que las pintas en cuestión habrían sido hechas por gente del Movadef:

Infiltrados de Movadef pintan monumento, policia los intenta sacar.

Posteriormente en su columna en un diario local ya no persiste en esa versión, pero si habla, desde su calidad de testigo en el lugar de los hechos, de los enfrentamientos entre los jóvenes manifestantes y los miembros de Movadef: “Un conato de pelea surgió hacia la base del monumento: era gente del Movadef que discutía con un grupo. Fueron echados por estos jóvenes, pero de inmediato la Policía se acercó corriendo y todo fue un desbarajuste.”

Sin embargo no todos estuvieron de acuerdo con esta versión, la socióloga Teresa Cabrera disiente y explica en una nota en su cuenta de Facebook:

Me interesa señalar que el affaire con MOVADEF se resolvió sin un solo policía, como tiene que ser. Corresponde a los militantes de izquierda y activistas de DDHH marcar su distancia –o no- con organizaciones de prédica pro violencia o pro amnistía. Para hacer eso, no necesitamos a la policía, ni a inteligencia, ni a los soplones. Ni, por cierto, a las ONG’s. Es claro que ni a la fuerza pública ni al periodismo hegemónico le interesa que se haga visible esta distinción. Todo lo contrario.

Acá un video del canal de YouTube La biblioteca Marquense en el que se aprecia a los jóvenes manifestantes coreando lemas contra la presencia de Sendero Luminoso: “Fuera Sendero”, “Aquí, allá, el miedo se acabó”, “Gonzalo y Montesinos, los mismos asesinos”, “Lucanamarca nunca se olvida”, “Asesinos”, “Fuera Sendero, esta no es tu lucha” y otros.

A pesar de este intercambio de opiniones realizado sobre un hecho más importante que las pintas en si mismas, y sin querer quitarle su calidad de exceso, cabe señalar que la atención mediática e incluso en la blogósfera, estuvo más enfocada en las pintas y en los muchachos que las hicieron. Por ejemplo en este post del blog Crónicas del Poto no se quedan cortos en calificativos hacia ellos y la izquierda en general:

Hace pocos día un grupo de “universitarios/fumones” aprovecharon los monumentos de la plaza San Martín para descargar su ignorancia y falta de educación so pretexto de “protestar por la vida, el agua y el medio ambiente”. […] estos sujetos se zurraron en todos los peruanos en vivo y en directo y con sus actos demostraron el lado quizás más sincero de la izquierda dogmática, irracional y caviar = Si tu protesta es “justa” no importa que transgredas las leyes, destruyas propiedad privada o pública, amenaces, secuestres e incluso hagas que tu violencia empiece a cobrar vidas (si hay muertos no importa, son mártires útiles para la lucha).

El periodista Raúl Weiner en su blog homónimo apunta hacia la criminalización de la protesta y la pérdida del sentido de la proporción:

Un factor clave para que los conceptos se distorsionen es el papel de la prensa y el alto grado de concertación con el gobierno y los órganos de represión que se ha armado poco a poco en las últimas semanas. El caso de las pintas en el monumento a San Martín, al margen del aspecto vandálico y de baja cultura que expresa de parte de los autores, no tenía la dimensión criminal que de manera unánime le dieron las estaciones de televisión. Ahí, ninguna se equivocó, titubeó o vio otras escenas de la movilización que pudieran interesar al público. Todas se concentraron en las pintadas y en una imagen de un joven que forcejeaba con un policía por el control de una bandera que era descrito como los graves enfrentamientos de la Plaza San Martín. La misma escena se repitió decenas de veces para que creyésemos que todo era un caos. Y todo esto era una mesa servida para que en la noche el presidente deplorara a los antipatrióticos que malogran los monumentos.

Y el activista de los DDHH Wilfredo Ardito en un post en su blog Reflexiones Peruanas pone las cosas en la perspectiva del persistente racismo en la sociedad peruana:

los medios de comunicación logran manipular sentimientos y emociones, logrando que muchos limeños desinformados sientan que su bienestar se encuentra amenazado por las protestas contra el proyecto Conga […] Yo particularmente estaba muy indignado, pues tengo especial afecto hacia la Plaza San Martín… pero era impresionante que muchos otros indignados se encogían de hombros frente a las muertes de Celendín, Bambamarca, Espinar, Sechura, Paita y un largo etcétera.   Había también quienes proponían que los autores de las pintas fueran fusilados, incluido un integrante del Serenazgo de Lima.  En realidad, también son muchos los limeños de sectores populares que han asumido las prioridades y el racismo de los más privilegiados.

Por su parte Anahí Vásquez-de-Velasco en su blog Arbolaridad opina sarcásticamente sobre lo alentador que resulta el reciente interés de las autoridades en el patrimonio arquitectónico y cultural de la ciudad y su indignación por los atentados en su contra y pregunta luego:

entonces, ¿por qué van a perforar el cerro Puruchuco, que es patrimonio cultural, con dos túneles a nivel del suelo? ¿Por qué la Hacienda Punchauca, lugar relacionado con nuestra independencia, está abandonada? ¿Por qué permiten la venta como terreno de edificios virreinales y republicanos? ¿Por qué licencian el funcionamiento de una tienda de ropa en el Palais Concert, que bien saben que podría ser un punto de encuentro para difundir y promover la cultura limeña? ¿Por qué licencian la demolición de casas y casonas emblemáticas en distritos históricos? ¿Por qué se considera viable el proyecto municipal para la desmonumentalización de Barranco al 45%? ¿Por qué se permite que el Cementerio Museo Presbítero Maestro sea vandalizado sistemáticamente desde hace tantos años?

Esto coincide en parte con lo opinado por el columnista Mirko Lauer en un diario limeño respecto a una sobre reacción a lo de las pintas e incongruencias e inconsistencias en cuanto al celo demostrado en la defensa del patrimonio histórico. Un poco más de opinión sobre la coyuntura actual del proyecto Conga en este post (y video) del economista Silvio Rendón del blog Gran Combo Club. Finalmente ayer en sesión del concejo de la Municipalidad de Lima no se aprobó una moción que declaraba personas no gratas a los que dañaron el monumento al libertador San Martín.

La imagen de este post fue obtenida del sitio web PeriodismoPerú.com.

Publicado el 18-07-2012 - Etiquetas: , , , , , []


Compartir

Enlaces a este artículo

  1. Peru: Graffiti Overshadows Coverage of Anti-Mining Protests · Global Voices
    20-07-2012 - 19:22
  2. Peru: Graffiti Overshadows Coverage of Anti-Mining Protests :: Elites TV
    20-07-2012 - 20:35

Comentarios a este artículo

Comenta!