Amas de casa restauran Chan Chan

Esta noticia la vi el sábado en El Comercio y me llamó la atención, pues resalta positivamente entre tanta nota sobre accidentes, políticos ineptos, funcionarios corruptos y gente farandulera. Primero por que nos muestra que aunque sea algo de preocupación hay por preservar nuestro patrimonio histórico, Chan Chan la ciudadela de barro Chimú anda en mal estado y con perennes amenazas de invasión y cercenamiento de su extenso territorio. Segundo porque me hizo pensar que últimamente he visto varios casos de señoras dedicadas a trabajos de construcción civil, lo ví primero en Iquitos, luego en Lima y ahora en Trujillo.

María Mercedes, habitante del barrio de Villa del Mar, decidió acudir a sus vecinos, la gente que trabaja en la ciudadela de Chan Chan. … Junto con María Mercedes ingresaron otras amas de casa y profesionales que dieron vida al proyecto conocido como las Damas de Chan Chan, el cual forma parte del sistema laboral de la Unidad Ejecutora 110, entidad encargada de velar por la conservación y restauración del complejo chimú. Una decisión que ahora recibe el reconocimiento de la sociedad al ser finalista en el premio Buenas Prácticas Gubernamentales en la categoría de inclusión social.

Desde entonces —finales del 2006— las mujeres son parte del entorno de la ciudadela de barro. Ellas realizan el mismo trabajo que los hombres, cargando adobes, trepando escaleras hasta ocho metros de altura, trasladando carretillas de un lado para otro, de arriba hacia abajo. Todo con la intención de resanar aquello que el tiempo y el hombre dañaron.

Ojo, no confundir Unidades Ejecutoras (ver definición acá) con Núcleos Ejecutores, el controvertido proyecto del ejecutivo vía FONCODES. Pero bueno, regresando a la noticia, si bien la nota de Chan Chan vale por poner el tema en vitrina, hay más sobre el asunto, sobre todo en blogs. Ya el 23 de marzo del 2009, el blog trujillano Especiales en Intermedia se ocupaba del tema más extensamente en su post Conservadoras de un mundo de barro:

En el monumento de barro, capital de la civilización Chimú, hoy Patrimonio Mundial de la Humanidad, existen alrededor de sesenta mujeres, antes dedicadas a los quehaceres del hogar, ahora convertidas en potenciales conservadoras, especialistas en monumentos de tierra. Trabajando a la par con sus compañeros. ¿Sexo débil? Ni que hablar. Basta contemplar sólo unos minutos su trabajo “en la tierra, en el cielo o en el agua” para darnos cuenta de su fortaleza; su empeño es el mismo en cualquier espacio, no pierden su feminidad, por el contrario incrementan su maternidad. Un periodista le pregunta a una mujer que trabaja en la conservación de Chan Chan qué siente por el monumento, ella responde: “Lo quiero como a mi marido porque me da de comer. Y como a mi hijo, porque lo ayudo a crecer”.

Interesante cómo temas tales como la inclusión social, el género y la arqueología confluyen en uno sólo acá. Por otra parte el blog Trabajamos por Chan Chan publicaba el año pasado otra arista de este trabajo que se realiza en Trujillo, cerca de las arenas de Huanchaco. Leamos algo del post Programa Educativo de Chan Chan gana Premio Nacional donde nos hablan de este proyecto dirigido a que los escolares se identifiquen y participen en la conservación de nuestro pasado histórico:

“Frente a la circunstancia de que los monumentos históricos y el patrimonio general se encuentra olvidado y descuidado, es necesario que exista un nuevo tipo de ciudadano que conozca, ame y engrandezca su legado histórico; por esta razón, es que creamos el Programa “Ciudadanos de Chan Chan”, en donde primero se les enseña a conocer y amar el pasado; para luego involucrar a los escolares en los trabajos de conservación; así engrandecen su propia identidad”, señaló Cristóbal Campana, director de los trabajos de conservación del Complejo Arqueológico Chimú y creador de esta experiencia educativa.

Y para quienes crean que el tema arqueológico en Chan Chan ya está bastante agotado (y huaqueado) sugiero lean este otro reciente post del blog Trabajamos por Chan Chan: Recientes hallazgos dan nuevas luces a la interpretación de nuestro pasado, donde se informa del descubrimiento de “estatuillas de madera y restos óseos (que) forman parte del mundo ritual de los Chimús”.

Parece que la Unidad Ejecutora 110: Complejo Arqueológico Chan Chan, anda haciendo cosas muy interesantes por lares trujillanos. Basta ver su muy recomendable web (enlace en la línea anterior) para darse una idea. Por si aún lo dudan ver esta otra nota de Universia Perú donde se informó de la exposición fotográfica que la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Privada del Norte (UPN) y la Unidad Ejecutora 110: Complejo Arqueológico Chan Chan organizaron el año pasado. La exposición llevó el título de: Me llamo Trujillo, me apellido Chan Chan.

La imagen de este post ha sido obtenida del blog Especiales en Intermedia.

Publicado el 25-08-2009 - Etiquetas: , , []


Compartir

Enlaces a este artículo

Comentarios a este artículo

  1. Dinorider d'Andoandor dijo:

    en medio de todo muy grato saber de esto

Comenta!