Marco Polo, la serie

marco polo Netflix

Arranco con una especie de spoiler: Netflix canceló la serie. Es inevitable decir esto para que después no digan que les animé a ver una serie que se quedó a medias. Dicho esto paso a recomendar ver la serie. ¿Por qué? Marco Polo, la serie, no es apasionante pero la puesta en escena es muy buena (y la actriz que interpreta al personaje de Nergui está bellísima).

Ahora recapitulemos. Netflix estrenó la primera temporada de esta serie en diciembre del 2014 y la segunda en julio del 2016, y en diciembre del mismo año anunció su cancelación. Adujo una pérdida monetaria del orden de US$ 200 millones, se supone por la gran inversión contra sus estadísticas de cuánta gente ve la serie, pero poco más se puede especular dado que dichas estadísticas no son públicas.

Ya mencioné que la serie no es apasionante, no al nivel que me resultaron Game of Thrones o Black Sails por ejemplo, o Homeland o Daredevil para cambiar de géneros. Pero tampoco es mala, diría que es buena pero sin gancho, quizás problemas del guión, aunque para mi algo tiene que ver la actuación del actor que hace de Marco Polo, que no me convenció del todo. En cambio quedé fascinado con Kublai Khan, de hecho para mi la serie debería llamarse Kublai Khan y no Marco Polo, pero bueno, en todo caso el actor que lo interpreta lo hace muy bien.

En mayor o menor medida creo, todos conocen la historia de Marco Polo, el mercader veneciano que recorrió la ruta de la seda y llegó hasta Mongolia y China. La serie se ocupa de los años de Marco Polo en dichas tierras. ¿Qué tan pegada a los hechos es? diría que un 50%, Marco Polo no fue abandonado por su familia en la corte del Khan, pero personajes como Kokachin o Khutulun si existieron. El asedio a Xiangyang sucedió antes que Marco Polo llegara a dicha zona pero efectivamente se usaron fundíbulos para derribar la muralla de la ciudad. Sin embargo, dado que incluso los propios escritos de Marco Polo han sido puestos en duda desde su publicación posiblemente sería mejor decir que este es un trabajo de ficción con visos históricos.

Por otra parte, el lado de la puesta en escena, sobre todo la parte de la cultura mongola, parece bastante acertado, o al menos eso he leido, que conocedor de esa cultura no soy, sin embargo no leí lo mismo de la representación de la cultura china de la época. La fotografía y la producción si son muy buenas en ambas temporadas. Los actores asiáticos bastante buenos en general. El ritmo de la serie me resultó un poco lento en la primera temporada, mejorando bastante en la segunda. Lo malo que la segunda queda en un cliffhanger terrible, y no hay manera de saber cómo continuaría por lo de la cancelación. Tampoco podemos apelar a la historia pues los hechos ahí representados son ficticios. Como dije, si no le gusta verse en una situación de esas, mejor no vea la serie, pero yo si la vi y la disfruté.

Haciendo un balance puede decirse que la segunda temporada es mejor que la primera. Pero quizás haya sido mejor la cancelación pues la tercera temporada corría el riesgo de un volverse un fan fiction histórico, lo malo es que quizás nos hubiera gustado, pero nunca lo sabremos. Hubo rumores que la HBO estaba interesada en continuar la serie, pero luego del anuncio de la cancelación no se han vuelto a oir.

En la web Guilty bit comentan (y coincido) sobre la segunda temporada: “Marco Polo en su segunda temporada cumple de sobra con todo lo que se le pedía. Menos Marco Polo y más Kublai Khan. Menos pausas y más carga emocional. Y todo ello centrado en la figura que debería de llevarse todo el mérito: Kublai.”

marco polo afiche

Si se animan a verla y quedan con ganas de más pueden ver también el especial navideño que hizo Netflix sobre Cien ojos, el personaje (ficticio) de la serie, sabrán un poco más de su historia y pasarán una media hora entretenida. Acá un featurette sobre el especial.

Publicado el 22-04-2017 - Etiquetas: , , , , , , , []


Compartir

Enlaces a este artículo

  1. 3%, la serie brasileña "distópica" de Netflix | Globalizado
    27-04-2017 - 23:18

Comentarios a este artículo

Comenta!